Mira mamá: Es Yuna mi peludita gatita

Hola mamá:

Espero que allá arriba estáis ya despiertos papá y tú. ¡ay mamá qué mal lo estoy pasando! Me duele el alma. Me duele el “aquí no ha pasado nada”… pero dice Irene Villa que no puedo pensar en ello. La vida es mi regalo. Me la disteis papá y tú hace ya casi 52 años y casi te cuesta a ti la vida. Y yo ¡NO QUIERO AHORA ESTE REGALO!, pero Irene dice que si no pienso en lo doloroso, en lo que me hace sentir mal (que no rencor) pero sí pena y decepción y desamparo y  frustración… y si lo aparto mami, podré VIVIR. Pese a ocho hermanos y mucho adulto, que nunca explicarán a sus hijos que por no hablar de mi dolor por el desamparo, me alejé de ellos. NO puedo ni voy a no mirar a sus padres a los ojos y tratarles a ellos. Prefiero ser la mala. Muy mala para todos. Pero es que SE HAN EQUIVOCADO algun@s (pocos, pero contagiosos) TANTO. Ya. Ya. Sigo con lo bello

Hola papá. Perdona que no te mencione más hoy (el hombre de  mi vida) pero fue con tu costilla con quien hablaba que algún día tendría un “Calcetines” en casa. Ya sabes, así definimos mamá y yo siempre a los gatos. Por todos los que tienen sus medias patitas blancas asemejando calcetines puestos.

Mira mamá… mira quien da luz a mis sombras, llena mis vacíos y seca mis lágrimas (aunque ya no dejo que lo haga, los gatitos se estresan por nada mamá. ¡He aprendido tanto con ella estos casi 11 meses!

La adopté pidiendo que si podía ser no me supusiera gastos extra por eso de mi sueldo congelado y saliendo de la mala situación de la que salía. Pues tiene enfermedad crónica. No importa mamá. Es más. Les estoy agradecida por su mentira. Es el amor de mi vida. No hablo más de eso… dile a Dios que siga a mi lado mientras yo esté aquí. Yo la cuido. Yo la amo.

¿Sabes que ahora ya todos los días me amasa varias veces? ¿Que siempre ha sido más perrita que gata? ¿Sabes que es amasar mami, aparte de lo que tú hacías en la cocina para todos nosotros toda tu vida? Se sube encima y recorre mi cuerpo, quedándose pisando suave una y otra vez mi tripa y mi pecho. Recuerdan el gesto que hacían mamando, sacando la leche y que tanto placer les reportaba además de alimento. El contacto me hace “llorar el alma” a mi y ella a la vez que lo hace ronronea. Ese sonido que sólo 5 felinos en el mundo parece que pueden hacer. El placer máximo (o también aprendí  una de las veces que estaba mala que por dolor extremo) les sale desde las entrañas.NO se ha conseguido reproducir con todas las modernidades ni sintetizadores ese sonido. EL sonido que marca que yo RÍA o LLORE mami.

Te presento a Yuna, ayer y hoy… no me deja sola en casa. (¿cómo iba a llamarla Calcetines si ya era Yuna, Yunita a veces para mi, desde hace casi seis años?).

20181125_084814

ME lo siente todo. Es como si estuviera en mi mente.

Si alguien con hijos leyera esto y no entiende que siendo la pequeña de 9 hermanos, tía de 17 sobrinos y tía abuela de 5 peques, algunos de los que no conozco en persona CON DOLOR pero REALIDAD. Si alguna madre me lee y no entiendo que he amado a cada uno de ellos y ahora AMO a quien me secó las lágrimas desde que llegó a casa el 2 de enero y que si yo NO VOLVIESE a mi hogar… NADIE le daría su latita de “comida” hidrolizada por estar enferma. Si quien lee esto no ha pensado nunca, en quienes sólo tienen cada día de su vida y cada una de las 24 horas dentro de casa a una peludita de 4,200 kg que LO DA TODO para que estemos bien… y me ha desbordado de AMOR el corazón… no creo que sea porque no  le gusten los animales, sino porque carece de capacidad de simpatizar con quien en su dolor da refugio y se encuentra que es recíproca la entrega. Sea una peludita gata o un perrito o… Lo siento y me disculpo.

Pero HE SIDO la MEJOR TIA DEL MUNDO  (y de ahí  no me baja nadie) en el sentido estricto de la palabra. UN POCO MADRE de algunos y… ahora vivo porque YUNA está conmigo. Porque quiero aprender con Irene Villa a quien siempre he admirado.

Porque sé que se puede Irene. Frente a sentirse amputada y derrotada y estafada por la vida en mayor o menor medida. Sé que se puede. Pero aún me cuesta ver la luz en este túnel…

Hacer daño ¿es válido desde el amor?

No. No tajante.

Puedo estar sufriendo lo indecible y aun con todo superviviendo. (Sólo Dios tiene el poder de decidir sobre mi vida…pero qué duro es creerlo)

Puedo decidir no creer más allá de lo que vea. (No soy martir ni santa… ya sólo creo si no me machacan)

Pero eso no hace que dos y dos dejen de ser cuatro.

Y si puedes quedar impávido si a quien dices amar y querer por encima de… , lo dejas destrozado de alma y entre cuatro paredes donde se sentía a salvo hasta tus frases por amor, y sigues tu vida dando palmas a las mismas personas que antes que tú hicieron eso….

Ni sabes lo que es la compasión

Ni entiendes de caridad

Ni mucho menos tienes justificación por hacerlo en nombre del amor y del querer.

Hay manadas que están confundidas. Su amor existe aseguran y POBRE es el que no lo ve. Y siempre sin preguntarse (al menos unaaaaaaa vez) a si mismos, si el destinatario de su AMOR está recibiendo lo que necesita o sólo debe acatar lo que le imponen.

Empieza las cuenta atrás

Mi querida Yuna:

En menos de dos meses habrá llegado nuestra primera Navidad juntas.

Hoy, debilitada por este catarro fuerte en el que se convirtió la gastroenteritis desde el fin de semana pasado, estaba asustada. Ya empezamos la madrugada del sábado y nuestras mañanas con toses de pecho y malestar. Y ni siquiera me has exigido jugar a perseguir el ratón ni la culebrilla que cuelga al final de la caña. Nuevamente te tumbas en tu butaca de la habitación y velas mi estado un tanto febril.

No puedes ir a la cocina por mi. No puedes calentar la taza con caldo de pollo del supermercado o hacerme un limón con miel. Pero me das las fuerzas para hacerlo yo, porque si no me recupero mi pequeña que eres tú, no come la comida de lata húmeda recien abierta de mi mano.  Ni comes pienso.

Y me acuerdo mucho de mi madre y de cómo me cuidaba y de la fe que tenía en el agua con limón caliente y un chorrito de miel. (¡HOLA mami… te extraño mucho! Pero no sabes qué bien me he cuidado siguiendo tus consejos.)

Y así hemos superado este fin de semana. Tumbadas las dos aunque cambiando del salón al dormitorio y viceversa.

Pero la caja tonta me tenía una sorpresa. De pronto he visto que empezaban a emitir las simplonas pero no por ellos malas y casi siempre lacrimógenas películas de tema pre-navideño. ¡Qué bueno! Chica vuelve a casa por las fiestas de Navidad y se reencuentra con el amor de su vida o el ejecutivo viudo que conoce a la que será la perfecta madre para sus dos niños huérfanos. Luego está la que hace galletas en una linda tienda decorada como sólo los americanos saben llenar de luces sus hogares y negocios provocando en muchos rechazo y en mi un: ¡que hagan lo que quieran!. A mi me hacen sonreír.

Y eso me ha hecho sentarme contigo aquí…y mientras velo tu sueño pienso

20181104_183356

ya llegan. Me asusta. Estaremos tú y yo. Este año sí que vamos a estar solas. No me presto a más situaciones complicadas. Quiero PAZ. Quiero cantarte como lo he hecho este año, como si fueran nanas el Adeste fideles mientras te arrullas y ronroneas o limpiar la casa cantando Noche de Paz. Con su verdad. Con su quietud. Me merezco si no familia a tropel como toda mi vida y regalos de amigos invisibles, sí un ambiente de PAZ.

No soy mala tia. Necesito llegar a mi NOCHE DE PAZ. Ups! te despiertas y me requieres.

20181104_184126

Me despierto con los recuerdos Yuna

Y ¿sabes? , no se vive de ellos. Los recuerdos me ayudan a seguir mi camino. Este nuevo camino que la vida me ha abierto y que ojala nunca lo hubiera hecho. Pero ¿elige una madre sobrevivir a un hijo? o ¿un pequeño morir en la orilla de una playa tras intentar sus padres llegar a la “tierra prometida”?. ¿Elige la señora que pide en la puerta del museo que su marido perdiera el trabajo?. ¿Quien elige las contrariedades y sufrir????. 

Comparaciones son odiosas. ¡Cómo las detesto! Pero somo tan humanos que las hacemos y sobre todo, yo cuando no sé cómo desenvolverme por lo inesperado.

El otro día le oí a un padre con un niño con una enfermedad degenerativa que el nacimiento y sobrevivir hasta esa fecha de su hijo, le habían puesto en su sitio. Sus prioridades se volvieron del revés. Se cayeron por un acantilado de tristeza y dolor (pensé yo al oírle) y aprendió a colocar las cosas en su verdadero lugar. Lo que es importante y lo que no. Lo que debe provocar una queja y lo que debe ser tomado como una mera anécdota de la vida.

El sufrimiento nos hace fuertes o nos mata. Eso creo yo. O te rindes o decides seguir.

Así que aunque cada día desde hace ya muchos meses me despierto de un rato de siesta o del descanso de la noche con las ganas de llorar por ser una pena en lo que ha ido convirtiéndose mi vida y que se traduce en mis sueños/pesadillas constantes, luego me siento en este teclado y entiendo y me sobrepongo porque lo cierto es que NO puedo hacer otra cosa que aceptarlo.

Nadie nos pregunta muchas veces cómo queremos intervenir para forjar nuestro futuro y  mis RECUERDOS son parte de mi. Tendré que recordar y valga la redundancia que debo darles prioridad en mi mente a los lindos y entrañables y apartar con un discreto manotazo… los dolorosos para mi corazón. 

20180314_130101
Siempre deseo que tus sueños Yuna sean mejores que los míos.